10 cosas que amo de ser Community Manager

En este momento, estoy dejando de ser Community Manager para dedicarme a otros proyectos. Pero, después de tanto tiempo de haber estado con una comunidad de personas compartiendo a diario y chequeando 20.000 veces por día la página de Facebook, simplemente, te das cuenta cuán dependiente te hiciste de esa comunidad y lo mucho que la querés.

Es difícil poner en palabras las cosas que unen a un Community Manager con su comunidad. Por ahí, no es que tengan tantas cosas en común, pero hay algo que los conecta, los hace sentir “especiales” o por lo menos, eso me hacían sentir a mi cada vez que daban un “me gusta”, que compartían las publicaciones o hacían comentarios agradeciendo lo que había puesto.

Es que la mayoría de las veces, nos encontramos con personas que quieren escuchar lo que les estamos diciendo y realmente, es una satisfacción increíble leer: “era justo lo que necesitaba escuchar” o “llegó justo en el momento correcto”. A pesar de que la razón por la que escogemos las cosas que publicamos muchas veces es porque nos parece lindo, nos damos cuenta de que unas simples palabras pueden cambiar muchas cosas, llegar en el momento indicado y sacarle una sonrisa a alguien, o tal vez impulsarlos a tomar decisiones que cambiarán su día, su semana, su vida…

Uno genera una conexión especial con esas personas.

Termina entendiendo el por qué están ahí. Ahora puedo decir que SÉ lo que quieren escuchar, y quiero publicárselos para hacer sus días más alegres… Porque cuando vemos que muchas de las publicaciones tienen más de 2.000 “me gusta”, las comparten hasta 700 veces y tienen como 100 comentarios, para una página de 50.000 personas es algo importante, que me permito decir que me enorgullece y me hace feliz.

¿Qué voy a extrañar? Las cosas que amo de ser Community Manager:

  1. Decirle a las personas las cosas que quieren escuchar.
  2. Los comentarios felices que se generan.
  3. Ayudar a un cliente que está enojado y terminar escuchando que está disfrutando del producto.
  4. Abrir 20.000 veces las páginas y encontrar siempre algo nuevo que compartieron en el muro.
  5. Dar respuestas a consultas pero desde el corazón y prestándole la mayor atención a las palabras para que realmente signifiquen para la otra persona.
  6. Ver como la gente se engancha con las campañas que hacemos y participan.
  7. Sentir la satisfacción de que a 2.500 personas les gustó una reflexión que hiciste.
  8. Ver la imagen que creaste como foto de perfil de algunos miembros de la comunidad.
  9. Observar como crece la comunidad y como crece también la cantidad de personas que realmente participan de ella.
  10. Sobre todo, la satisfacción que da cuando alguien te agradece y te cuenta su historia.

Por todo esto, no voy a dejar de agradecer toda la energía positiva que me transmitieron durante este tiempo y todas las pequeñas alegrías que me dieron, sin darse cuenta, con simples palabras o simplemente con un “me gusta” o un “compartir”. Una parte de mi, está en esa comunidad y una parte de ustedes está ahora en mí. GRACIAS.

Por Ery 🙂