3 pasos para que tu vida sexual sea formidable

Uno de los mitos más extendidos entre las personas es que cuando estamos en pareja durante mucho tiempo, la pasión… desaparece.

Puede que la pareja siga teniendo una buena vida sexual, pero que simplemente se esté tornando un tanto rutinaria.

El problema con esta situación es que muchas parejas lo consideran como algo normal. ¡Error! Sí, tal vez sea un mito muy extendido, ¡pero no deja de ser un mito!

Si sientes que tu vida sexual se ha estancado y piensas que tal vez la pasión ya despareció, no debes pensar que eso es algo natural e inevitable. ¡Lo puedes revertir!

Aquí te damos 3 pasos para que tu vida sexual sea formidable, sin importar hace cuánto tiempo estás con tu pareja.

Paso 1: Sexualidad no es lo mismo que sensualidad

Es muy importante que aprendas a diferenciar la sexualidad de la sensualidad. Si bien ambas están conectadas, se trata de dos experiencias diferentes.

La sexualidad tiene que ver con el aspecto físico de la actividad sexual y cómo tu cuerpo responde y reacciona frente a ella.

En cambio, la sensualidad tiene que ver con los sentidos, con los cinco sentidos.

Integra la sensualidad en tu vida sexual y verás que se abre un mundo nuevo de sensaciones y experiencias que no creíste que podías experimentar con tu pareja.

Paso 2: Ejercita la sensualidad

Ahora bien, ¿cómo integrar la sensualidad en la vida sexual?

Existen múltiples maneras en las que puedes incorporar la sensualidad en tu vida y en tus relaciones sexuales.

Una de ellas son los masajes. En efecto, cuando compartes un masaje sensual con tu pareja los sentidos de ambos se intensificarán de manera que las sensaciones serán más profundas y, por lo tanto, sus relaciones más apasionadas.

Y todavía puedes mejorar más la experiencia. Incluye algunos aromas que evoquen la sensualidad. Puedes usar aceites esenciales de Ylang Ylang, sándalo, jazmín, lavanda, rosas o el aroma que más estimule sus sentidos.

Unta un poco de aceite de almendras en tus manos y hazle un masaje a tu pareja. Siente cada palmo de su piel y aprende a detectar sus respuestas, sus reflejos, la forma en que demuestra esas sensaciones.

Presta atención a los detalles: la temperatura, el aroma, las texturas. La pasión entre ambos revivirá con toda su fuerza.

Paso 3: Tomen consciencia de sus propios sentimientos

Quizás el masaje deriva en una experiencia sexual alucinante. O tal vez, terminan haciendo el amor suavemente. O quizás ni siquiera tienen sexo después del masaje: más bien desean acurrucarse juntos y permanecer abrazados.

Sea como fuere, ambos deben permanecer conscientes de sus sentimientos en el después.

¿Qué están experimentando? ¿Qué sensaciones tienen? ¿Cómo las comparten?

En última instancia, esta experiencia los hará conocerse más y conectar a un nivel más profundo como pareja. Y, por supuesto, ¡su vida sexual será increíble!

 

También te puede gustar:

4 pasos para atraer dinero a tu vida

 

Dale “Me Gusta” para unirte a nuestra comunidad en facebook

  • Karolin13

    En estas circunstancias, lo mejor es cambiar a tu vetusta pareja, por una joven de veinte años, ni masajes ni leches si no ligas ,te gastas la pasta .chavalas maravillosas del este brasileñas y demás sin problemas.