5 consejos para pensar positivo

pensar positivo

Pensar positivo es un poderoso proceso que puede cambiar totalmente nuestras vidas si aprendemos y escogemos utilizarlo.

Matthew Della Porta, psicóloga positiva y asesora organizacional explica que las personas generalmente muestran una preferencia cognitiva por sus fracasos y tienden a ser negativos.

Y es que resulta que nuestros cerebros tienden a ser más propensos a buscar información negativa y guardarla en la memoria.

Cabe mencionar que esa preferencia no siempre es mala; ya que aprender a identificar que situaciones son peligrosas, o identificar los problemas y enfrentar dificultades nos hace aprender a encontrar soluciones.

Sin embargo, lo malo del pensamiento negativo ocurre cuando le damos poder, empezamos a exagerar situaciones como nuestros fracasos, o nuestra vida gira en torno a escenarios llenos de negatividad.

¿Sabías que en recientes investigaciones, los neurocientíficos determinaron que un pensamiento negativo es capaz de dañar nuestro organismo por 6 horas?

Y si consideramos que los seres humanos tenemos un aproximado de 500,000 pensamientos al día, ¿te imaginas lo que le estás haciendo a tu cuerpo, si la mayoría de estos pensamientos son negativos y repetitivos?

La buena noticia es que el cerebro humano tiene la capacidad asombrosa de cambiar.

Si logramos cambiar nuestra forma de reconocer, interpretar y aprender del mundo, también vamos a poder moldear nuestros cerebros.

Y en este punto, si aprendemos a enfocarnos de forma consciente en las cosas positivas, podremos empezar a encontrar el equilibrio.

Por ello a continuación compartimos contigo 5 consejos que te ayudarán a entrenar tu cerebro para aprender a pensar de forma positiva. ¡Pon mucha atención!

Hazte responsable de tu actitud

Es importante que seamos conscientes que los únicos responsables de nuestros pensamientos somos nosotros mismos.

Así, si solemos pensar de forma negativa quiere decir que somos nosotros quienes hemos tomado la decisión de elegir ese tipo de pensamiento.

Debemos entender que pensar positivo solo trae a nuestra vida beneficios como:

  • Aumento de la esperanza de vida.
  • Menores posibilidades de padecer depresión.
  • Mejora nuestra salud física y mental.
  • Nos ayuda a enfrentar de mejor manera los retos y desafíos que se nos presentan.
  • Nos permite mejorar nuestras habilidades sociales.

Hacernos responsables de nuestra actitud significa aceptar que solo de nosotros depende cambiar, y una vez que tomamos esa responsabilidad, con la práctica vamos a poder elegir tener una visión más positiva de las cosas.

Identifica cuáles son tus pensamientos negativos automáticos

Dicen que nuestros pensamientos son los responsables de nuestros sentimientos, y es por ello que cuando tenemos pensamientos negativos sobre alguna cosa o situación, automáticamente nos empezamos a sentir mal.

Por ejemplo, si tengo un examen muy importante, para el que he estudiado mucho y me he preparado, pero prefiero darle cabida a pensamientos como ¿y si todo se me olvida? ¿y si no puse suficiente atención en mis clases? ¿y si me equivocó en varis respuestas?, etc. lo normal será que se desaten en mi sentimientos de ansiedad, preocupación y quizás hasta empiece a sentirme mal físicamente.

Por tanto, para entrenar a nuestro cerebro a que piense de forma positiva será muy importante que aprendamos a estar alerta ante aquellos pensamientos negativos automáticos.

Una vez que aprendamos a reconocerlos, será más fácil empezar a trabajarlos para que abandonen nuestra mente.

Acéptate y quiérete como eres

No hay nada más dañino para nosotros mismos que no querernos tal cual somos.

Muchos pensamientos negativos encuentran su origen en los constantes ataques que nos hacemos al enfocarnos únicamente en nuestros errores y defectos.

Es importante que aprendamos a entender que no somos perfectos, y que nos centremos mucho más en nuestras virtudes.

Un buen ejercicio es que por cada cosa negativa que no te guste de ti, pienses en 3 cosas buenas. ¡Inténtalo!

Sé agradecido

Aunque cualquier situación negativa la consideres amenazante, cuando la estés enfrentando es importante que hagas un balance y también notes lo que está saliendo bien.

Aprender a dar gracias por todas las cosas buenas que hay en tu vida ayudará a tu cerebro a equilibrar esa tendencia a la negatividad que en automático ha estado buscando, y le permitirá tener tiempo para estudiar la situación y recordar un evento positivo.

Usa afirmaciones positivas

Trata de pensar en afirmaciones positivas y repítelas con frecuencia.

Mientras más escuchas un mensaje, mayores son las probabilidades de que te lo creas.

Si repites cada mañana afirmaciones positivas con convicción, estarás entrenando tu cerebro para que las crea, y con el tiempo aprenderás a internalizarlas, además de influir en tu manera de interpretar eventos negativos, con lo que te volverás más fuerte.

La principal razón por la que las personas se decepcionan del pensamiento positivo, es porque tienen la falsa idea de que al pensar positivo, solo eventos y resultados positivos llegarán a su vida. ¡Nada más equivocado!

Pensar positivo no garantiza que en la vida no habrá situaciones complicadas o desagradables, pero si es la forma ideal para que aprendas a afrontarlas de manera diferente, y con una actitud ganadora.

También te puede interesar: 5 formas de potenciar la inteligencia de tus hijos

Dale “Me Gusta” para unirte a nuestra comunidad en facebook

  • Juan

    Cada vez tengo mas pensamientos positivos y ello ayuda a que en mi vida todo salga bien..y tener éxito en todo.