Bajar de peso: Las 5 grasas que no engordan

Bajar de peso con las 5 grasas que no engordan

¿Oíste alguna vez que las grasas no son saludables y que consumirlas te impide bajar de peso?

Nada más lejos de la realidad, porque… ¡Ni todo es blanco, ni todo es negro!

Lo cierto es que las grasas desempeñan un papel muy importante en una dieta saludable, y son necesarias en muchos de los procesos del cuerpo.

Por eso desde el Código Gabriel queremos decirte que consumir determinadas grasas no te impedirá adelgazar… Al contrario: te ayudarán a bajar de peso de una manera saludable.

¿Quieres conocer algunos ejemplos de esas “poderosas grasas”?

Las 5 grasas saludables que te ayudarán a adelgazar y mantener la salud

Descubre las cinco increíbles grasas dietéticas que son ricas en nutrientes y saludables también para tu cintura! Consumirlas no solo marcará la diferencia en tu peso, sino también en tu estado de ánimo y tu salud. ¡Pruébalo y verás!

1. Aceite de coco.

Los productos de coco ofrecen una gran variedad de beneficios para la salud.

Y el aceite de coco es un aceite ideal para cocinar, incluso puede ser añadido a los batidos, cereales, y otros platos.

El aceite de coco tiene propiedades antimicrobianas, antibacterianas y anti-cáncer.

Mejora la digestión, la absorción de nutrientes y la salud intestinal.

Proporciona beneficios cardiovasculares y ayuda a controlar la diabetes tipo 2.

El aceite de coco promueve la salud renal y hepática y apoya el sistema inmunológico.

También beneficia el metabolismo, la energía, y control de peso.

Desde hace algún tiempo el aceite de coco tiene una mala reputación porque está compuesto de grasa saturada, y que por tanto debemos mantenernos alejados de él.

Sin embargo, la grasa saturada en el aceite de coco es diferente de la de los productos animales.

Los ácidos grasos en el aceite de coco son triglicéridos de cadena media, que se metabolizan fácilmente y se utiliza como energía por el cuerpo.

Las investigaciones sugieren que estos ácidos grasos pueden aumentar tu metabolismo, promover la pérdida de peso y aumentar el HDL, el colesterol bueno y protector en tu cuerpo.

2. Frutos secos

Los frutos secos son muy “amigables” de las dietas, y además están cargados de un montón de nutrientes impresionantes, grasas saludables y proteínas.

Los frutos secos son una de las mejores fuentes de ácido alfalinolénico, un ácido esencial de las grasas saludables Omega-3; que a su vez ayudan a reducir el colesterol y prevenir enfermedades.

Los frutos secos, como las nueces, son ricos en L-arginina, un aminoácido que se ha demostrado que aumentan la función inmune, la promoción de la cicatrización de heridas, mejoran la función de los vasos sanguíneos, y ayudan a controlar la enfermedad cardiovascular.

Además, los frutos secos contienen fibra soluble y vitamina E.

La fibra ayuda a bajar los niveles de colesterol y glucosa, mientras que la vitamina E es un poderoso antioxidante.

La vitamina E es esencial para la función inmunológica adecuada, la piel sana, y la reparación del ADN.

Algunos de mis favoritos son las almendras, nueces y nueces de Brasil.

Trata de consumirlos en batidos, barras nutritivas, ensaladas o solos. Las mantequillas de nueces son otra manera deliciosa de disfrutar de este alimento rico en nutrientes.

3. Los aguacates

Los aguacates son frutos fantásticos con un montón de beneficios nutricionales.

Son una excelente fuente de glutatión, un antioxidante potente que ayuda a limpiar y proteger su cuerpo de desintoxicación y la eliminación de los metales pesados.

Ayudan a mantener un sistema inmunológico saludable y retrasan el proceso de envejecimiento.

Además, los aguacates son ricos en ácido fólico, que se ha demostrado que disminuye la incidencia de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

También son la mejor fuente de fruta de la vitamina E, que protege contra muchas enfermedades y ayuda a mantener la salud en general.

No es solo que los aguacates estén llenos de nutrientes, sino que los estudios han demostrado que ciertos nutrientes se absorben mejor cuando se comen junto a un aguacate.

Así que disfruta de un aguacate en un sándwich, una ensalada o mézclalo en un batido.

4. Semillas

Las semillas, como los frutos secos, contienen una serie de propiedades saludables para el corazón.

Contienen fibra beneficiosa, omega-3 y proteínas.

Además las semillas son también ricas en minerales tales como magnesio, selenio y zinc.

Algunas semillas grandes para incluir en su dieta son las semillas de lino, semillas de chía, semillas de calabaza y semillas de girasol.

Las semillas de Chía, en particular, se consideran un súper alimento debido a su perfil nutricional extremadamente alto.

Ellos son súper ricos en omega-3, incluso más que las semillas de lino.

Además, se cargan con potentes antioxidantes, fibra, magnesio, fósforo, manganeso, cobre, hierro, zinc y.

Las semillas se pueden disfrutar de muchas maneras: en batidos, productos horneados, barras nutritivas, ensaladas, frutas secas, yogur y otros alimentos.

5. Aceite de oliva

El aceite de oliva es un aceite saludable para utilizar cuando salteamos, horneamos y hacemos aderezos para ensaladas.

Este aceite es rico en fantástica grasas monoinsaturadas y antioxidantes como la clorofila, carotenoides y vitamina E.

El aceite de oliva es ideal para reducir la presión arterial, la prevención del cáncer, la gestión de la diabetes, y la disminución de la gravedad del asma y la artritis.

De hecho, incluir el aceite de oliva en tu dieta puede ayudar a mantener el peso saludable.

¿Cuáles son algunos de tus alimentos favoritos que proporcionan grasas saludables y te ayudan a bajar de peso?

¡Déjame tus comentarios!

Y si quieres saber cómo puedes bajar de peso saludablemente, sin dietas y sin necesidad de pasar horas en el gimnasio… Y todo ello mientras disfrutas del proceso y te sientes cada vez mejor y más alegre y vital, te invito a leer más sobre el Código Gabriel.

Fuente