Proteínas, no todas son iguales… Y las necesitas para bajar de peso

Bajar de peso con el Código Gabriel: las proteínas

Nuestro cuerpo necesita proteínas para poder llevar a cabo todas sus funciones.

Pero, ¿sabías que la mayoría de las proteínas que ingerimos son inservibles para nuestro cuerpo?

Las necesitamos a diario pero no por ello debemos ingerirlas a cualquier precio, ya que ni todas las que proteínas que ingerimos son buenas ni son útiles.

Por eso me gustaría hablarte con detalle de un tema del que todos hablan, muchos opinan pero pocos conocen realmente: las proteínas.

¿Por qué son tan importantes? ¿Qué alimentos altos en proteínas deberíamos consumir? ¿Cada cuánto hay que dar proteínas al cuerpo? Enseguida te lo explico con detalle.

Adelgazar sin dietas: en busca de las proteínas ‘útiles’

Las proteínas son vitales. Están hechas de aminoácidos, los pequeños “ladrillos” que utiliza nuestro cuerpo para construir nervios y músculos, y son esenciales para todas las funciones del cuerpo.

Absolutamente todos necesitamos ingerirlas y de hecho lo hacemos con frecuencia pero, como te dije, una enorme cantidad de las proteínas que damos a nuestro cuerpo son inservibles para él.

Las personas obtenemos las proteínas de los alimentos de los alimentos que ingerimos; y después descomponemos o “desmontamos” esas proteínas para conseguir aminoácidos, que nos sirven para construir otras proteínas que sirvan a nuestras necesidades.

Pero hay un problema: la mayoría de esas proteínas las obtenemos de alimentos envasados o cocinados y, por tanto, aunque estemos tomando abundantes proteínas nuestro cuerpo puede seguir teniendo hambre debido a que estas proteínas están alternadas o desnaturalizadas.

Y es ahí donde está el problema: nuestro cuerpo no puede utilizar proteínas alteradas porque para él son imposibles de asimilar.

Y sin proteínas útiles tu cuerpo no puede adelgazar, ya que carece de la fuerza necesaria para cumplir con sus labores diarias.

Así que tu cuerpo necesita proteínas para dar fuerza a los músculos y que estos ayuden a quemar grasa.

Pero hay que tener algo en cuenta: tu cuerpo tiene que obtener una cantidad concreta de proteínas todos los días.

Él no puede producirlas por sí solo ni tampoco obtenerlas de días anteriores, así que hay que darle la cantidad adecuada de proteínas para adelgazar cuando prepares tus comidas.

Si no le das a tu cuerpo las proteínas que necesita lo que ocurre es que comenzarás a perder músculo (y por tanto fuerza) pero no grasa.

Si tu cuerpo no recibe las cantidades adecuadas de proteínas empieza a creer que está en una etapa de hambruna y decide aferrarse con todas sus fuerzas a sus reservas de energía duradera más importantes que tiene: la grasa.

Y el resultado no es solamente que tus Programas FAT se activan sino que además pasamos hambre, estamos sin energía, perdemos masa muscular y el metabolismo se pone tan lento que si comes más de la cuenta se va a notar en tu peso casi de inmediato.

Por eso quería recomendarte que le des a tu cuerpo las proteínas que necesitas.

Bajar de peso con el Código Gabriel: ¿qué proteínas necesita tu cuerpo?

La mayoría de las dietas hablan de “una cantidad concreta” de proteínas al día, pero yo no estoy exactamente de acuerdo con eso, y enseguida te cuento por qué.

Como te dije, no todas las proteínas que das a tu cuerpo son igual de útiles y beneficiosas para él, por lo que muchas veces no importa la cantidad que comas ya que seguramente la mayoría de esa cantidad es “inútil” para tu cuerpo.

Por eso quiero decirte algo: no es tan importante la cantidad de proteína que ingieres, sino qué proporción de ella puedes asimilar; ya que podrías tomar 100 gramos de proteínas al día y que de esos 100 gramos solo 15 fueran utilizables.

Y para que tu cuerpo esté saludable y puedas bajar de peso, necesitas ingerir más cantidad de proteínas buenas y asimilables.

Una de las formas para hacerlo es a través de la proteína del suero de la leche. Puedes comprarlo en polvo en una tienda de alimentos naturales, preferiblemente de oveja o cabra y que sea ecológica (y a poder ser, sin endulzar y aromatizar). Además, la puedes añadir a cualquier cosa, dulce o salada, sin alterar su sabor: desde yogur o aliños, al muesli, cereales, tortitas, biscotes o cualquier tipo de masa para pan o pasteles.

Otra fuente de proteínas saludables para tu cuerpo son la carne ecológica (de animales alimentados con hierba), pollos de granja y pescados de agua dulce.

También puedes probar con yogures ecológicos y quesos blancos (o frescos).

Los frutos secos y las semillas crudas (no tostadas) también son buenas fuentes de proteínas.

Las frutas también tienen proteínas, aunque en una cantidad menor…

Ten en cuenta que si das a tu cuerpo la clase de proteínas que necesita a diario, no solamente tendrás una agradable sensación de saciedad duradera sino que estarás estabilizando los niveles de azúcar en la sangre y estarás ayudando a tu cuerpo a bajar de peso.

Antes de que comas, igual que con los alimentos vivos y los ácidos grasos Omega-3, te recomiendo que te preguntes: “¿dónde están las proteínas?”.

De esta forma, estarás ayudando a tu cuerpo a bajar de peso de la manera más sana y duradera posible… Y mientras aprendes a comer y disfrutas de ello.

Si quieres saber más sobre cómo bajar de peso exitosamente te recomiendo que te descargues el reporte gratuito si todavía no lo hiciste (puedes hacerlo ahora mismo desde AQUÍ).

Y antes de terminar quería recordarte que si le das a tu cuerpo la calidad de proteínas que necesita, tu salud y tu peso se verán beneficiados.

Te invito a que lo pongas en práctica desde hoy mismo y me cuentes cómo te fue.

  • Ana Beatriz Piñeyro

    GRACIAS GABRIEL MUY CLARO EL TEMA DE LAS PROTEÍNAS. REALMENTE ESTOY AOPRENDIENDO MUCHO. CON AFECTO
    ANA

  • Romy

    muchas gracias por la valiosa información. Lo pondré en practica.