Cómo meditar

Cómo meditar

No todo el mundo que empieza a practicar la meditación sabe cómo meditar correctamente.

¿Te cuesta alejar los pensamientos durante la meditación? ¿Te quedas dormido? ¿Te aburres? ¿Sientes que no lo haces bien?

Si te ocurre algo de eso, necesitas aprender a meditar correctamente… Y eso es justo lo que queremos enseñarte hoy desde Omsica: cómo meditar para que puedas aprovechar sus más de 100 beneficios y hacer de la meditación un hábito para toda la vida.

Cómo meditar

Una vez que aprendas cómo meditar, verás que puedes hacerlo en cualquier momento y lugar, logrando paz interior a pesar de lo que esté pasando a tu alrededor.

Notarás también que puedes controlar mejor tu forma de reaccionar ante las cosas a medida que te vuelves más consciente de tus pensamientos (por ejemplo, liberándote del enojo), que tu humor mejora y que tu salud está cada vez mejor.

Pero para eso primero tienes que aprender cómo meditar dominando tu mente y controlando tu respiración.

Y para ello necesitas tener en cuenta 7 pasos muy importantes:

1) Dedica tiempo a meditar.

¿Serías capaz de reservarte al menos 5 minutos de entre los 1440 que tiene el día?

Entonces tienes tiempo para meditar (lee nuestro artículo sobre cuándo y cómo meditar: mientras caminas, en la ducha o incluso en cinco minutos para personas ocupadas!).

Se recomienda meditar entre 15 y 30 minutos al día… Sí, ¡eso es todo!

Pero para empezar lo mejor es que empieces despacio: con cinco minutos basta, y con el paso de los días puedes ir aumentando el tiempo.

Resérvate el momento del día que prefieras para meditar.

Hay quién prefiere meditar nada más despertarse para dar enfoque a su día y tener energía desde bien temprano, y hay quien medita al final del día para aclarar su mente y alejar el estrés y el ajetreo de la rutina.

Lo cierto es que para empezar resulta más fácil meditar en la mañana, antes de que tu cuerpo se sienta cansado por el ajetreo diario y tu mente tenga más cosas en las que pensar.

2) Busca un ambiente tranquilo y relajado.

Es muy importante evitar todo aquello que pueda distraer tu atención, sobre todo si estás empezando.

Así que apaga la televisión, el teléfono o cualquier otro aparato que haga ruido y busca un lugar donde puedas estar tranquilo y relajado sin que nadie te interrumpa.

Puedes hacerlo en tu habitación, en el jardín, a la sombra de un árbol o en una playa tranquila… ¡Donde quieras!

Incluso puedes escuchar música para que te sea más fácil aprender cómo meditar.

3) Mantén una posición cómoda.

Una de las mejores opciones que que te sientes en el suelo; y si es incómodo, usa un cojín.

También puedes sentarte en una silla o estirarte, pero de ese modo es más fácil que te quedes dormido.

No tienes que asumir la posición de loto o semiloto (piernas cruzadas), ni otras posiciones incómodas.

Lo importante es que mantengas la espalda derecha y recta, ya que esto te ayudará después con la respiración.

Coloca las vértebras de tu columna de forma que descansen una sobre la otra y soporten todo el peso de tu torso, cuello y cabeza.

Si lo haces correctamente, no te costará ningún esfuerzo mantenerte erguido.

4) Relaja tus brazos y piernas.

No necesitas adoptar una posición especial en tus brazos y piernas, siempre y cuando estén relajados y no interfieran con el balance de tu torso.

Por ejemplo, puedes descansar las manos sobre tus caderas, pero al principio te puede resultar más fácil dejar que tus brazos cuelguen a los lados para que su peso te ayude a notar lo que no esté alineado.

5) Relaja todo tu cuerpo

Cierra los ojos y relajada tu cuerpo al completo.

Sigue buscando las partes de tu cuerpo que no están relajadas, y simplemente relájalas.

Lo ideal es que comiences por la cabeza: ojos, nariz, boca, cuello… y vayas bajando hasta llegar a los pies.

Puede que notes que no puedes relajar algunas partes de tu cuerpo a menos que ajustes tu postura para estar mejor alineado.

Eso ocurre normalmente con los músculos cercanos a tu columna vertebral.

Si notas que no estás derecho, enderézate.

6) Concentra tu atención en el ritmo de tu respiración

Con los ojos todavía cerrados escucha tu respiración, enfócate en ella, síguela… El objetivo es dejar que el ruido interior y el flujo de pensamientos desaparezcan poco a poco.

También puedes buscar un “ancla” para calmar tu mente. Aquí tienes algunas opciones:

– Cuenta. Sobre todo para los que están empezando, esta es una opción muy efectiva.

Se trata de que cuentes tus propias respiraciones: del 1 al 10 y, cuando termines, vuelve a comenzar con el uno.
A los principiantes les resulta más fácil contar sus respiraciones.

– Mantra. Puedes tratar de recitar un mantra (repetición de una palabra sagrada).

Lo mejor es usar una sola palabra como “ommm” pronunciada con un ritmo constante.
Puedes recitarla verbalmente o solo mentalmente.

– Visualiza. Para evitar que las imágenes sigan apareciendo en tus pensamientos, visualiza un sitio relajante. Puede ser real o imaginario.

Por ejemplo, imagina que estás en lo alto de una escalera que lleva a un sitio tranquilo.

Cuenta los pasos al bajar hasta que te sientas tranquilo y relajado.

– Música para tus oídos. Otra opción, sobre todo ideal para personas que están comenzando o para expertos que quieren ir un poco más allá en su meditación, es la música basada en sonidos binaurales.

Esta música tiene la capacidad de hacerte pasar de un estado despierto a otro meditativo (nivel Alfa) en cuestión de segundos, y además potencia los efectos de la meditación.

Omsica es un tipo de música basada en sonidos binaurales pero que va un poco más allá: se le han agregado latidos de corazón y respiraciones para que tu cuerpo y tu mente se adapten al ritmo de los sonidos y te resulte más sencillo meditar.

Hay un audio para cada necesidad: para cuando comienzas tu día y necesitas energía, cuando necesitas enfocarte en una tarea o tener nuevas ideas, para cuando quieres relajarte o antes de ir a dormir para alejar las preocupaciones y tener un sueño reparador.

Puedes leer más sobre Omsica y “La Meditación del Futuro” AQUÍ.

7) Calla tu mente.

Cuando ya hayas entrenado tu mente a enfocarse en una sola cosa a la vez, el siguiente paso es no concentrarte en nada: básicamente, “vacía” tu mente.

Esto requiere una gran disciplina, pero es la culminación de la meditación (como te dijimos, los sonidos de Omsica pueden ayudarte a acelerar el proceso).

Si aparece algún pensamiento en tu mente, déjalo ir de la misma forma que ha llegado. Acéptalo y deja que se marche. Así con todos los que vengan. Finalmente, los pensamientos dejarán de aparecer cuando medites.

Como ves, todo el mundo puede aprender cómo meditar: simplemente es cuestión de conocer los pasos y aplicarlos poco a poco, sin prisa pero sin pausa.

Enseguida empezarás a notar los primeros beneficios. Recuerda que meditar tiene beneficios a corto plazo, pero otros aparecen cuando ya hay cierta constancia.

¿Qué te parecieron estos 7 pasos sobre cómo meditar? ¿Cuál es tu principal traba a la hora de practicar la meditación? Déjanos tus dudas y comentarios aquí abajo.

Y trata de poner en práctica cuanto antes estos 7 pasos para meditar… ¡Los resultados te sorprenderán!

Haz Click Aquí para Recibir 8 Lecciones GRATIS del Metodo Silva que te Enseñarán a Meditar Muy Facil

 

Fuente

  • marcela

    EXCELENTE!!!! GRACIAS POR COMPARTIR SIEMPRE TANTO MATERIAL PARA MEJORAR CADA DIA NUESTRA HUMILDE EXISTENCIA!!!

  • Alfieri José

    Excelente, siempre es útil recordar todos los pasos para hacer una buena meditación. Gracias!

  • Ana

    Estàn bàrbaros los pasos pero no hay mucha ayuda para cuando uno se queda dormido

  • luz

    Hola como esta. gracias por estos consejos a seguir ya que trato de hacer relajacion pero me distraigo mucho, con esta nueva tecnica ya descrito lo voy a poder lograr muchas gracias ya que es de gran utilidad cordialmente luz

  • Lety

    gracias por la informacion iniciare hoy a practicar los primeros pasos.EXCELENTE DIA!

  • cristina

    hola, me pareciò explèndido, hace mucho tiempo que quiero realizar la pràc tica de la meditaciòn y siempre termino durmiendome . Voy a poner en pcàctica estos pasos Muchas gracias.

  • jose antonio

    Hola PAUL me parece muy interesante tu propuesta y agradesco todo lo que haces para ayudarme leo todo lo que puedo sobre el tema y me comprometo a comprar lo que me ofreces .
    Un abrazo JOSE

  • LOURDES

    GRACIAS POR COMPARTIR!!!

  • Nicolás

    Hola! Quería hacerles llegar mi gran interés por la meditación y sus beneficios. Hace más de 10 años que padezco de Trastorno Obsesivo Compulsivo y episodios de Depresión y Ansiedad. Creo que mi vocación es la música. Interpreto varios instrumentos. Y amo componer (de hecho es lo que más natural y espontáneamente se da en mi). Pero a causa de las afecciones que mencioné, no he podido ser constante en el desarrollo del estudio y desarrollo de la música.
    Agradecería cualquier consejo/tratamiento adicional a los años de terapia y psicofarmacologia.
    Creo firmemente en el poder de la música para la sanación y recreación de las personas.
    Me gustaría poder superar estas trabas que me aquejan, para completar mis composiciones y llegar a las personas con una opción de mejorar y enriquecer sus vidas. La opción de acompañar a cada uno de ellos tanto en sus momentos más difíciles, como en su plenitud, a través de la armonía de la música.

    Saluda, muy atentamente.

    Nicolás.-

  • doris jimenez

    me gusta pero la capacidad mental no me deja me cuesta trabajo asimilar las cosas

  • cecilia gonzalez lorenzotti

    me parecieron fantásticos

  • matilde

    Muy lindo el artículo y, sobretodo, muy práctico y simple. Vuelve a la meditación práctica y alcanzable para todos. Particularmente me resulta mejor, meditar por la mañana (cerca del mediodía, en lo posible). Y si, suele ser difícil, acallar los pensamientos-como que quisieran salir todos juntos, justo en ese momento. Gracias!