¿Cómo pueden beneficiar tu salud los pensamientos positivos?

Pensamientos positivosAunque no lo creas, los pensamientos positivos que tienes en tu interior, no solamente afectan tu modo de actuar y tus emociones, también pueden tener muchos efectos positivos sobre la salud de tu cuerpo.

Hay muchas investigaciones científicas que respaldan la idea de que las personas que piensan de modo optimista, tienen un mejor desempeño en sus actividades, logran relacionarse mejor con el otro y tienen cuerpos más saludables.

Veamos entonces cuáles son los principales efectos de los pensamientos positivos en tu cuerpo y en tu mente:

1. Los pensamientos positivos pueden fortalecer el sistema inmunológico:
La mente tiene un gran poder sobre las funciones del cuerpo. Los pensamientos positivos activan áreas cerebrales que aumentan la respuesta de este sistema del cuerpo ante los agentes (como virus y bacterias) que pretenden ingresar a nuestro cuerpo. Se ha demostrado que las personas con actitudes negativas tiene sistemas inmunológicos más vulnerables.
2. Los pensamientos positivos mejoran la forma en que enfrentamos las situaciones estresantes:
Cuando una persona optimista se enfrenta a una situación estresante o que ejerza mucha presión, demuestra un mucho mejor desempeño que una persona con pensamientos negativos. Las personas que piensan positivo tienen más posibilidades de encontrar soluciones para resolver los problemas a los que se enfrentan y además desarrollan un alto grado de tolerancia a la frustración y son más hábiles para solicitar ayuda o consejo cuando sienten que lo necesitan.
3. Los pensamientos positivos prolongan nuestro promedio de vida:
Una persona con una buena actitud tiene más posibilidades de vivir por muchos años. Las personas que tienen pensamientos positivos tienen menos riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diferentes tipos de cáncer. El promedio de vida es mayor en las personas que ven el vaso medio lleno y no medio vacío.
4. Los pensamientos positivos ayudan a combatir la depresión:
Las personas que tienden al pesimismo, son mucho más propensas a desarrollar condiciones sicológicas como la depresión que las personas optimistas. Es tanta la frecuencia de este hecho, que actualmente hay terapias que buscan reemplazar los pensamientos negativos para poder tratar la depresión en muchos pacientes.
5. Los pensamientos positivos se recuperan más rápido de las enfermedades:
Las personas que piensan de una forma  optimista, logran que sus organismos se recuperen fácilmente después de cirugías o enfermedades graves como el cáncer, las enfermedades del corazón y el VIH. La respuesta del cuerpo es mucho mejor en aquellas personas que tienen una buena actitud frente a la vida.

Ahora que has visto todos los beneficios que puede traerte pensar de una forma positiva, es momento para que empieces a cambiar la cara con que enfrentas la vida.

Recuerda que ser optimista no solamente es bueno para tu mente, tu cuerpo también recibirá los efectos positivos.