¡Direcciona tus pensamientos como un verdadero superhéroe!


pensamientos positivos

pensamientos positivos¿Si fueses el Hombre Araña usarías tu telaraña contra ti mismo?
No.
Exacto.
Utilizarías tus superpoderes contro todo aquello que pueda ser un peligro para ti, en el nombre del bien y combatiendo el mal. Lógico ¿no?
Pues bien, te voy a contar algo que no es muy lógico pero que es muy real.
Todos los seres humanos somos de alguna forma similares al Hombre Araña pues poseemos al igual que èl un “superpoder” y ese superpoder es el pensamiento. Pero he aquí la paradoja: si bien en nuestras manos tenemos un “arma” con la enorme potencialidad de garantizarnos el bienestar protegiendonos del mal, muy frecuentemente decidimos irracionalmente utilizarla para autodestruirnos.
Està comprobado que los pensamientos diarios de una persona son alrededor de 50.000 y que la mayoría de ellos son negativos. Los pensamientos negativos generan redes de las cuales es muy dificil librarse y que te limitan alejandote de todo aquello que deseas. Los pensamientos positivos, por lo contrario, pueden funcionar como redes sobre las cuales treparte para alcanzar lo que quieres.

Dicho esto: ¿Con qué red prefieres lidiar?

Tu eliges. Recuerda que atraes todo aquello a lo que le dedicas tu atención, energía y foco pues el Universo no sabe distinguir en lo bueno y lo malo para ti. Si te focalizas en lo que no quieres el Universo te responderá con más de eso. Es por esta razón que es de fundamental importancia direccionar bien tus pensamientos para atraer a tu vida aquello que tanto anhelas.
La gran pregunta es: ¿Como se hace para pensar bien?. No es fácil pero tampoco imposible. La buena noticia es que tu cerebro es un músculo y como tal lo puedes “entrenar” con ejercicios simples y constantes. He aquí dos simples acciones que puedes poner en práctica para derrumbar tus limitaciones y abrir el camino hacia tus logros:
1)  Focaliza tu pensamiento en lo que quieres
Los pensamientos negativos surgen cuando piensas en lo que NO quieres. Si afirmas “no quiero ser pobre” estas emitiendo al Universo el concepto de pobreza, impregnado del sentimiento de frustración que seguramente te genera, y el Universo te responderá devolviendote más de lo mismo. Presta entonces mucha atención a las palabras que utilizas para formular tus afirmaciones y esfuerzate en convertir lo que no quieres en lo que sí quieres!
2) Combate tus pensamientos negativos
Cada vez que te topes con un pensamiento negativo, desafíalo con un pensamiento positivo y confía en él. ¿Qué quiere decir esto? Contrarrestar “odio mi cuerpo” con “amo mi cuerpo” está bien pero no es suficiente. Si no te identificas con la afirmaciòn que emites, generarás vibraciones dudosas y el Universo las percibirá y, como es eficiente, si no sabe bien que hacer no lo hará por las dudas.
Una buena técnica para que tus afirmaciones te resulten más convincentes, y generen de consecuencia buenas vibraciones,  es iniciarlas con frases del tipo: “Voy camino a…”, “Estoy en el proceso de…”.
¿Estas decidido a cambiar el rumbo de tus pensamientos?
Como bien dice Antonio Machado “se hace camino al andar” y entonces: ¡a marchar se ha dicho! Que por algún lado siempre se ha de comenzar.
¿Cuales son los 3 pensamientos negativos que tienes más a menúdo? ¡Compartelos con nosotros!