6 tipos de malos amigos que debes evitar

malos amigos

Los amigos son una parte fundamental en nuestras vidas.

Estas personas que comparten en muchos aspectos gustos y preferencias con nosotros, pueden llegar a ser un gran apoyo en momentos difíciles, así como hacer más grandes nuestras alegrías.

Ahora bien, es importante saber que no todos los amigos son buenos. De hecho a veces no nos hemos percatado de que contamos con malos amigos, que al final no le aportan nada bueno a nuestra existencia.

De hecho, las amistades tóxicas tienden a alterar nuestro entorno, y son capaces de generar un caos llevándonos incluso a vivir sentimientos de estrés, depresión y angustia.

Por ello a continuación te queremos ayudar a identificar a aquellas personas de tu círculo de amigos que no son buenas para ti:

Los pasivo-agresivos

Los amigos pasivo-agresivos son personas que nada les parece bien.

Son incapaces de decirte de manera directa lo que piensan, valiéndose de indirectas e insinuaciones.

Suelen molestarse con facilidad y mantenerse callados esperando que puedas adivinar lo que les pasa.

Los competitivos

Se trata de personas que siempre quieren estar por delante de ti.

Si les cuentas que te han ofrecido una plaza laboral muy atractiva, tu amigo te contará que a él le han dado una mucho mejor; si le dices que estas teniendo problemas en el trabajo, él te comentará que él está viviendo un infierno y que tú estás en el paraíso.

Este tipo de personas suelen disfrutar el verte caer y sentirse superior a ti.

Los dramáticos

Si bien es cierto los verdaderos amigos están para apoyarnos en los malos momentos, también es de evaluar que tanto drama llevan a tu vida.

Hay personas que padecen de muchos miedos e inseguridades y se apoyan en sus amigos, pero el problema está en que esto se vuelve un círculo vicioso del cuál éstos no quieren salir.

Además, son personas con tendencias egoístas, que no les importa si sus amigos están pasando por un mal momento. Para ellos sus problemas siempre deberán ser prioridad.

Sus dramas pueden llegar a ser tan intensos, que dejan al otro cansado y desgastado.

Los amargados

Se trata de aquellas personas negativas, que todo lo ven mal, se quejan por todo, e incluso aunque las cosas vayan bien, siempre verá el pelo en la sopa.

En general son personas que parecen estar enfadadas por todo, con poca confianza en ellas mismas y con baja autoestima.

Los manipuladores

Los manipuladores son personas controladoras que siempre se quieren salir con la suya y se aprovechan de los demás.

Ten cuidado con ser demasiado amable con este tipo de personas.

Los envidiosos

¡Cuidado con los envidiosos! Son personas que nunca desean nada bueno para los demás.

Este tipo de personas se molesta cuando otro sobresale o le va mejor en algún aspecto.Son personas muy tóxicas e hipócritas.

Esperamos que esta información te sea de ayuda para identificar a los malos amigos. Recuerda, hay que incluir en nuestra vida personas que sumen.

A veces con aprender a poner límites, a decir NO y cortar conversaciones negativas, puedes aprender a dominar a este tipo de personas, ya que todos en algún momento tendemos a conocer a alguien así.

Sin embargo, si nada de lo anterior funciona; y esta persona te lleva a un desequilibrio emocional, tal vez sea momento de cortar esa relación.