pasos

A veces encaminamos nuestros esfuerzos y nuestras vidas hacia metas que no se encuentran establecidas. Empezamos a divagar sin saber exactamente qué es lo que esperamos o cuál es la razón de ser de cada una de nuestras acciones y luego nos sentimos frustrados por la forma en que corre nuestra vida. ¿Cuál es el error? No tener una meta bien establecida, no tener claros los motivos que tenemos para lo que hacemos diariamente.

Con el ejercicio que verás a continuación, podrás tener luces más evidentes de los verdaderos propósitos que conducen tu vida.

Ejercicio para definir claramente tus metas

1. Elabora una lista de las cosas que disfrutas hacer:
Incluye las actividades que te gusta realizar en tus ratos de ocio y lo que te gusta de tu trabajo. Imagínate lo que harías si no tuvieras que preocuparte por el dinero. Con esta lista estarás dejando definidas cuáles son tus pasiones.

2. Haz otro listado de las personas que admiras o que consideras importantes y las razones por las que tienes esa impresión:
Cuando hagas esto, tendrás un panorama de las cosas que admiras en las personas y de las que quieres para tu personalidad.

3. Haz una lista de las cosas que puedes hacer sin tener que esforzarte y que te salen muy bien:
Cuando la hayas terminado, tendrás la visión de lo que inconscientemente son tus talentos y tus mejores habilidades. Son cosas para las que tienes capacidades innatas y con las que puedes ayudarte y ayudar a los otros.

4. Observa los tres listados:
Al empezar cada día échale un vistazo a tus listados y enfócate cada día en uno de los aspectos que ves en ellas. Haz una de las cosas que disfrutas, ejercita alguna de las virtudes que admiras o pon tu talento en funcionamiento.

5. Sé consciente de cómo te sientes al poner en práctica el paso anterior:
Identifica tus emociones y las cosas agradables que quieres volver a experimentar y haz que se conviertan en hábitos para tu vida.

6. Enfréntate a tus miedos y revela todo tu potencial:
Cuando has hecho todo este ejercicio de vida, tendrás claras cuáles son tus metas. El siguiente paso es actuar con determinación para conseguirlas. No importan los temores que aparezcan en el camino, respira, sigue adelante y enfréntate al mundo.

Nos gustaría saber cuál fue tu experiencia con el ejercicio. Comparte tus comentarios más abajo. Nos encanta leerlos…

 

[button_2 align=”center” href=”http://tu.educatemia.com/descubriendo-tu-proposito/” new_window=”Y”]Aprende a descubrir tu propósito hoy mismo[/button_2]