El cerebro (del latín cerebrum) es un órgano del sistema nervioso rico en neuronas con funciones especializadas. La transmisión de la información dentro del cerebro así como sus aferencias se produce mediante la actividad de sustancias denominadas neurotransmisores, sustancias capaces de provocar la transmisión del impulso nervioso. Estos neurotransmisores se reciben en las dendritas y se emiten en los axones. El cerebro usa la energía bioquímica procedente del metabolismo celular como desencadenante de las reacciones neuronales. (Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Cerebro)

Las Ondas cerebrales son la actividad eléctrica producida por el cerebro. Estas ondas pueden ser detectadas mediante el uso de un electroencefalógrafo y se clasifican en:
Ondas Alfa, Ondas Beta, Ondas Theta y Ondas Delta.

Ondas Cerebrales

Pero, ¿Porqué tenemos diferentes Ondas y qué funcion cumple cada una?

Cada Onda refleja una función diferente del cerebro, asi como el auto tiene diferentes “marchas”, el cerebro tiene diferentes ondas de acuerdo a sus objetivos principales.

[adrotate banner=”4″]

La vibración promedio del estado de completa vigilia o conciencia es normalmente de unas 20 vibraciones, o ciclos por segundo. Frecuencias cerebrales entre 14 y 21 ciclos por segundo se denominan Actividad de Ondas Cerebrales Beta. Se las relaciona con el mundo exterior. El cerebro percibe y recopila información usando los sentidos externos o físicos y es consciente del tiempo y el espacio.

Las vibraciones más lentas, entre 7 y 14 ciclos por segundo, se conocen como Ondas Cerebrales Alfa. Este nivel se asocia con la creatividad, imaginación, intuición y soñar despierto. Estando en Alfa, se piensa dinámicamente, esto quiere decir que tu mente puede cuestionar, explorar, deducir y crear soluciones a sus problemas.

Las frecuencias entre 4 y 7 ciclos por segundo, se denominan Ondas Cerebrales Tetha con un pensamiento pasivo e inductivo. Tu mente aceptará la información pero no puede cuestionarla y mantenerse en Tetha al mismo tiempo. En el momento en que uno empieza a cuestionar, las frecuencias del cerebro suben hacia Alfa o Beta.

Alfa y Tetha no tienen que ver con el mundo físico ni con los sentidos físicos, en esta dimensión no tenemos conciencia del tiempo ni el espacio. Esta es la dimensión donde podemos usar nuestra intuición y sentidos subjetivos para ayudarnos a alcanzar nuestras metas.

Las frecuencias por debajo de 4 ciclos por segundo, a las que llegamos durante el sueño profundo, se denominan Frecuencias de Ondas Cerebrales Delta. Se dice que muy pocas personas son capaces de recordar información cuando están en niveles Delta.

Identificamos las frecuencias Beta utilizando nuestros sentidos externos y nos regimos por las leyes de espacio y tiempo. El mundo físico consiste de todo lo que podemos percibir con nuestros sentidos, incluyendo lo que los científicos y la tecnología nos pueden revelar. El mundo físico es también conocido como el mundo exterior o el mundo objetivo.

Identificamos el mundo intangible utilizando las frecuencias Alfa, Teta y los sentidos internos. El mundo intangible consiste de pensamientos, emociones, percepción extrasensorial, espiritualidad, o en otras palabras, todo lo que no se encuentra incluido en el mundo físico. El mundo intangible es también conocido como el mundo no físico, mundo espiritual, mundo interno o el mundo subjetivo.

Si alguna vez has intentado meditar de seguro habrás experimentado un estado profundo de relajación (Normalmente Alfa pero si has estado profundamente relajado hasta Tetha) y habrás notado los beneficios con tan solo unos minutos de meditación.

Nuestro cerebro necesita pasar por cada una de estas etapas para funcionar plena y saludablemente.

[adrotate banner=”1″]