Relajación mental: 7 maneras diferentes de meditar

¿Sabías que todavía hoy muchísimas personas se resisten a meditar por el simple hecho de creer que es difícil, costoso y solamente apto para monjes del Tíbet?

Existen muchos mitos relacionados con la meditación y la relajación mental, pero debes saber que:

1) Puede practicarla cualquier persona, independientemente de su edad, nivel educativo, religión o sexo.

2) Tiene más de 100 beneficios reconocidos entre los cuáles destaca que aleja el estrés, acerca a las metas y mejora la calidad de vida.

3) No necesitas años (ni meses, ni semanas!) para aprender a meditar… Basta con encontrar la técnica que mejor se adapte a ti.

4) No debes dedicarle todo el día… Si quieres, tienes suficiente con 15-30 minutos!

5) No necesitas vivir en una montaña para meditar, ni necesitas tener la capacidad de concentración de un monje budista.

La meditación es tan antigua como el tiempo, y cada vez son más los millones de personas que incorporan este hábito tan saludable a su día a día.

De hecho, quiénes empiezan a meditar coinciden en lo mismo: la meditación debería ser asignatura obligatoria en la escuela de la vida.

Muchas personas cuando empiezan a meditar se quedan dormidas, se desconcentran, se pierden entre sus pensamientos o simplemente se aburren. Eso es porque no han encontrado la manera adecuada para ellos.

Y desde Omsica queremos ayudarte a que la encuentres.

No importa si llevas años meditando o si nunca antes lo has hecho: a continuación te compartimos 7 maneras distintas de meditar en tu día a día aptas para cualquier nivel para que puedas usar las que mejor se adapten a ti. Incluso puedes ir combinándolas!

Léelas, escoge las que más tengan que ver contigo y pruébalas alternándolas como quieras durante una semana. Después, cuéntanos qué te pareció y con cuál te quedas 😉

Sabemos que la relajación mental más que una opción es una necesidad.

Meditar es fácil si sabes cómo hacerlo, y con estas 7 técnicas no habrá meditación que se te resista.

¡Que las disfrutes!

Omsica y relajación mental: 7 maneras distintas para empezar a meditar

1) Meditar en el agua.

¿Prefieres una ducha energizante por la mañana o un baño caliente después del trabajo?

Sea como sea, puedes usar esos minutos del día para meditar: simplemente, presta atención a las sensaciones y déjate seducir por el placer de encontrarte a ti mismo. En este artículo te contamos cómo hacerlo.

2) Meditar en la oficina.

Muchas personas están tan estresadas en su lugar de trabajo que darían lo que fuera por relajarse unos minutos, decir adiós al estrés y alejar las preocupaciones.

No solo es posible, sino que es sencillo y rápido si usas las 3 técnicas para meditar en el trabajo que te compartimos en nuestro blogpost.

3) Meditar mientras caminas.

Algo tan sencillo como caminar puede convertirse en el mayor de tus hobbies si tomas conciencia del momento. Presta atención a las sensaciones, a los colores, los aromas y los sonidos. ¡Es increíble como algo tan sencillo como caminar puede cambiarte la vida!

Por eso te invitamos a que pruebes a meditar mientras caminas. En nuestro artículo te contamos cómo hacerlo en 11 pasos.

4) Meditar aun cuando no tienes tiempo.

¿Cuántas veces has pensado en meditar pero sientes que no te alcanza el tiempo?

Si tienes 5 minutos de entre los 1440 que tiene el día, no tienes excusa. Solamente tienes que probar estas 5 formas de meditar especiales para personas ocupadas. Te gustarán tanto los cambios que experimentes que seguro que tratarás de encontrar más minutos. Lee más AQUÍ.

5) Meditar con sonidos.

¿Sabías que la música es una de las maneras más eficaces de meditar, sobre todo para quiénes están empezando?

Los sonidos binaurales, además de ayudarte a entrar en estado Alfa para que puedas meditar sin esfuerzo, te garantizan otros muchos beneficios además de los que ya tiene meditar.

Y si a eso le añades latidos de corazón y respiraciones para que todavía resulte más sencillo y placentero, las sensaciones son indescriptibles. Y eso es precisamente lo que hacemos en Omsica: vamos un paso más allá para que saques el máximo provecho a tu meditación. Por eso nos conocen como “La Meditación del Futuro”.

Si quieres leer más sobre Omsica y todo lo que puede hacer por ti, te invitamos a que leas más AQUÍ. Y si quieres aprender a meditar con sonidos, nuestro artículo te gustará.

6) Meditar mientras viajas.

Muchas personas, sobre todo cuando viajan, dejan de meditar (o desaprovechan la increíble experiencia que vivirían al hacerlo).

¡Pero eso no tiene por qué ser así! Conocer lugares nuevos, culturas nuevas, probar alimentos diferentes y dormir en lugares distintos puede convertirse en una excelente forma de meditar.

Simplemente se trata de adaptar la meditación a tu viaje… En nuestro artículo te proponemos 7 maneras distintas para hacerlo. ¡Realmente disfrutarás mucho más de tus viajes!

7) Meditar en compañía.

Para muchas personas meditar es algo solitario y ese es también uno de sus atractivos, pero incluso para eso hay alternativa: puedes meditar en compañía.

Tu pareja, tus padres, tus hermanos o tus amigos… Prueben a meditar en conjunto, ¡las sensaciones parecen multiplicarse!

Incluso puedes ir a eventos de meditación grupal, donde quiénes han asistido afirman que es algo realmente único. En nuestro blogpost te enseñamos cómo meditar en compañía.

Y bien, ¿qué te parecieron estas 7 maneras de incorporar la meditación a tu día a día?

Cuéntanos con cuál de ellas te quedas, y qué te parecieron.

Te aseguramos que si dedicas unos minutos a meditar, vas a ver los resultados en muy poco tiempo.

¡Éxitos en tu meditación!