¿Has contado todas las veces que te quejas durante el día?

Si eres de los que consideran que no se quejan, haz la prueba: las personas suelen quejarse una media de 20 veces al día.

Y teniendo en cuenta que cada vez que nos quejamos entramos en un estado de mal humor y tensión… 20 veces son muchas.

De hecho, hay estudios que demuestran que una persona vive muchísimo mejor cuando deja de lado las quejas.

¿Por qué? Porque la queja es la peor de las energías.

Deberías saber que con la queja te conectas con campos de baja energía… y eso te debilita y te hace vulnerable.

Además, las quejas y los lamentos hacen que nos centremos en todo lo que no nos gusta y en todo lo que no queremos… ¡Y eso no trae nada positivo!

Así que desde Omsica te queremos proponer un reto con muchísimos beneficios que ya ha sido superado por millones de personas en todo el mundo: ¡estar 21 días consecutivos sin quejarse!

¿Te animas a lograrlo y cambiar tu vida para vivir mejor?

 

¿Te quejas? ¡Cambia tu actitud!

Hace un calor insoportable. No soporto el frío. Me duele la cabeza. Esta carne está cruda. Odio los lunes. Este jersey es muy caro. La calle está sucia. Todo me sale mal. No me gusta que lleguen tarde…

Por lo general, las personas están acostumbradas a quejarse, criticar, lamentarse y juzgar.

¿Y qué trae eso de bueno? ¡Absolutamente nada!

Más bien todo lo contrario, porque lo único que conseguimos cuando nos quejamos es emitir energía negativa.

Hay un refrán que dice: si no puedes cambiar el mundo, cambia tu actitud.

Precisamente por este motivo, el primer paso para sentirte bien contigo mismo y con el mundo es cambiar esa actitud basada en las quejas por otra actitud muchísimo más optimista.

Y el reto de los 21 días puede hacer mucho por ti 😉

Súmate al reto de los 21 días

Pero, ¿en qué consiste exactamente este reto?

La idea surgió de un pastor estadounidense llamado Will Bowen, quien en 2006 propuso a su comunidad empezar un reto: estar 21 días seguidos sin quejarse.

La idea era demostrar lo mucho que cambia la perspectiva con la que miramos la vida cuando se adopta una actitud más positiva, basada en la gratitud y en el optimismo en lugar de centrarse en lo que no nos gusta o nos molesta.

Para ello Bowen repartió una pulsera morada entre los asistentes con el lema “Por un mundo sin quejas” y animó a todos a sumarse al desafío.

La única condición era no emitir quejas, y si se emitían no valía culparse por ello sino que bastaba con aprender.

Eso sí, cada vez que se emitía una queja en voz alta, la pulsera debía cambiarse de mano y empezar a contar otra vez desde cero y comenzar el reto de nuevo.

Muchos tardaron cinco meses de media en superar el desafío, pero todos coinciden en lo mismo: su vida es mejor desde que no se quejan.

Incluso coinciden en que después de esos 21 días incluso la mente deja de emitir quejas. ¿No es impresionante?

De hecho, la propuesta tuvo tanto éxito que se ha extendido alrededor del mundo, y hasta la fecha de hoy ya se han sumado al reto más de seis millones de personas solo en Estados Unidos, todos ellos con el objetivo de tener una vida más feliz.

No importa si la pulsera es morada, verde o amarilla. O si en lugar de eso usas un anillo, un reloj o una piedra en el bolsillo.

La cuestión es afrontar con ganas e ilusión este reto que, como cuentan todos quienes lo han superado, ayuda a tomar las riendas de nuestra vida y la cambia para siempre.

[adrotate banner=”5″]

.

Ayúdate de la meditación y la gratitud

Hay dos “hábitos extra” que pueden ayudarte a lograr el reto de los 21 días de manera más rápida y permitiéndote disfrutar del camino: la meditación y la gratitud.

¿Sabías que mientras muestras gratitud eres incapaz de sentir sensaciones negativas?

Por eso te recomendamos que dediques unos minutos al día a agradecer todo lo que te hace estar feliz y alegre: tu salud, ver el mar todas las mañanas, tu familia, una buena taza de té, la pizza de anoche… Todo vale mientras te haga sentir bien.

Además, cuanta más gratitud muestres, ¡menos quejas emitirás!

Otra técnica muy efectiva para ayudarte a superar el reto (y de hecho para mejorar tu calidad de vida) es la meditación.

Al meditar logras entre otras muchas cosas alejar de ti el estrés y la energía negativa que desprenden los lamentos y las críticas.

Por eso te recomendamos que dediques al menos entre 15 y 30 minutos al día a meditar para alejar todo el peso que acumulas durante el día, y que muchas veces es el causante de tus quejas. Para hacerlo, puedes leer nuestro artículo 7 tips para meditar.

Cuando meditas seguido, además de estar más relajado notas como la fatiga desaparece y el buen humor toma más protagonismo.

Y lo mismo ocurre cuando incorporas músicas que activan áreas de tu cerebro que no estás aprovechando para tener un presente mejor.

Cuando logras desprenderte de esa actitud de quejas constantes aparece más espacio para el buen humor, las relaciones favorables, la autoestima y la felicidad.

Como ves, no hay motivos para no sumarse al cambio.

¿Qué te parece el desafío? ¿Te animas a superar el reto de los 21 días?

Desde Omsica te recomendamos sin lugar a dudas que lo pruebes… Pero tanto si finalmente te sumas a él como si no, no dudes en compartir con nosotros tu experiencia 🙂

[adrotate banner=”2″]