Técnicas de relajación para alejar el estrés

¿Cuántas veces contraes la respiración, aprietas las mandíbulas, frunces el ceño y aprietas los músculos?

La gran mayoría de las personas, aún sin darse cuenta, hacen esto a diario. Y lo que no saben es que se trata de la representación física del estrés.

Él es el causante del 80% de las enfermedades que existen hoy en día, y no solo eso sino que muchos estudios han puesto sobre la mesa cifras que realmente dan mucho que pensar: el 43% de los adultos sufren a causa del estrés, y entre el 75 y el 90% de las visitas a los médicos son por consultas relacionadas con él.

La clave para alejarlo está en las técnicas de relajación. Y es ahí donde juega un papel muy importante la meditación con música, en especial los Audios de Omsica, que están diseñados específicamente para trasladar a tu mente al estado que necesitas en cuestión de minutos aportando mucho más equilibrio y bienestar a tus días.

Hay determinados tipos de sonidos de pueden hacerte pasar de un estado de estrés a relajación, de tener ansiedad a sentir paz, de sufrir nervios a gozar de tranquilidad.

Y eso es justo lo que vamos a contarte en este artículo mediante un ejercicio de visualización con música ideado para derretir el estrés y la ansiedad en tres pasos.

¿Comenzamos?

Control mental: ¿Cuál es tu nivel de estrés?

Aunque todos sufrimos las consecuencias del estrés y la ansiedad, no lo hacemos del mismo modo ni con la misma intensidad.

¿Sabías que existen 4 fases o niveles de estrés reconocidos?

Identificar en qué punto te encuentras es fundamental para comenzar a alejar el estrés y la ansiedad de tu vida.

 

En ESTE ARTÍCULO te contamos cuáles son las 4 fases para que puedas ver en cuál de ellas estás y así saber cuál es tu punto de partida.

Estás en la fase 1 si sufres insomnio, cansancio constante, cambios de peso corporal, sequedad bucal, aumento o pérdida de peso, dolores de cabeza y cuello… ¿Tienes dos o más de estos síntomas? Entonces debes saber que estás en la Fase 1 del estrés.

Los síntomas de la fase 2 son la apatía, el empeoramiento de la memoria, sensación de tristeza constante, antojo de cosas saladas e incluso tus heridas tardan más tiempo en curarse.

En la fase 3 las emociones empiezan a colapsarse y nos centramos tanto en los problemas que empezamos a no disfrutar de la vida. La irritabilidad, el colapso frente a nuevas situaciones de estrés o la victimización constante son otros de los síntomas de la fase 3.

Y en la fase 4 del estrés, este se convierte en la parte central de tu vida, y la identidad se convierte en una colección de enfermedades, te limitas a sobrevivir y pierdes el sentido de la vida.

Si quieres leer más sobre las fases del estrés puedes leer el artículo completo aquí.

¿Ya identificaste tu nivel de estrés?

Si es así, ya estás listo para comenzar con el ejercicio.

[adrotate banner=”4″]

Técnicas de relajación: ejercicio de meditación par alejar el estrés

Este ejercicio tiene un poder increíble para cambiar tu estado de ánimo, aportar equilibrio y hacer que te sientas más alegre, relajado y vital.

Puedes hacerlo tantas veces como quieras, porque cuando más practiques mejores serán los resultados.

Tan solo tienes que tener a mano un tipo de música que sea relajante (si tienes los Audios Omsica mejor ya que están específicamente diseñados para actuar sobre tu cerebro dándole lo que necesita en todo momento), reservar entre 15 y 30 minutos de tu tiempo… ¡Y tener ganas de decirle “adiós” al estrés!

1. Busca tu sitio

Busca un lugar donde puedas estar cómodo, tranquilo y sin que nadie te interrumpa durante los próximos minutos.

Eso puede hacer el salón, tu habitación e incluso un parque cercano o el jardín.

Si tienes la oportunidad de estar cerca de un paisaje natural, mejor; ya que eso sin duda te llenará de energía armónica.

Dicen que en la variedad está el gusto, así que… ¿Por qué no pruebas cada vez un lugar diferente para hacer este ejercicio?

Puedes grabar el sonido que elijas de tu biblioteca musical en un mp3, teléfono móvil o cualquier otro dispositivo y así tienes la oportunidad de hacer el ejercicio en un lugar diferente cada vez. Por lo general, el audio debería durar entre 15 y 30 minutos, pero puedes seleccionarlo en función del tiempo que tengas.

De esa forma no solo irás conociendo los lugares que son mejores para ti, sino que además estarás alejando el estrés mientras disfrutas de distintos paisajes.

2. Imagina, visualiza y déjate llevar

Ponte en una posición cómoda, y comienza a escuchar el sonido que hayas elegido (como te dijimos, los Audios de Omsica son ideales para este ejercicio, pero puedes utilizar música clásica, relajante o ambiental).

Cierra los ojos, respira hondo tres veces y comienza a notar cómo tus músculos se van relajando.

Después, comienza a imaginar una escena en la que te sientes en paz, libre de dejar ir toda la tensión y la ansiedad.

Establece lo que es más tranquilizador para ti, ya sea una playa tropical, un lugar favorito de la infancia o un río rodeado de árboles.

Mientras escuchas el audio, deja que tus preocupaciones desaparezcan.

Imagina tu lugar de descanso tan vívidamente como sea posible: céntrate en los aromas, colores, estados de ánimo… Todo. La imaginación guiada funciona mejor si incorporas tantos detalles sensoriales como sea posible.

Por ejemplo, si estás en una playa mira la puesta de sol desde el ayuda, escucha el sonido de las olas, respira el olor del mar, siente el agua fresca en tus pies descalzos y nota el sabor de la sal del mar en tus labios.

Lo mismo con cualquier otro escenario que elijas. Piensa en todos los detalles mientras notas como cada vez estás más relajado.

3. El estrés no quiere prisas

Sigue visualizando hasta que el audio esté por terminar. No tengas prisas ni te apures por hacer todo rápido… Simplemente, disfruta del momento como si el tiempo no existiera.

Después, vuelve poco a poco al presente, abre los ojos y trata de reincorporarte despacio para seguir con tu día. No te aceleres y tómate el tiempo que sea necesario.

Existen muchos estudios y publicaciones que destacan el poder de la visualización para alejar el estrés.

Está demostrado que si uno aplica esta técnica de relajación y es constante se logran resultados más que satisfactorios: disminución de la tensión muscular, la presión arterial, el ritmo cardíaco y la frecuencia respiratoria, objetivos altamente beneficios para nuestra salud.

¿Qué te pareció este ejercicio? ¿Vas a ponerlo en práctica? La idea es que lo realices y después nos dejes un comentario contándonos cómo te sentiste antes y después de hacer el ejercicio.

[adrotate banner=”2″]